5 enclaves artísticos ocultos a plena luz del día en el Centro de Madrid

Por | 29 enero, 2014 | 0 comentarios

En la plaza de Ramales descansan los restos mortales de Velázquez

En el centro de Madrid, a cada paso surge la oportunidad de contemplar un pedazo de historia que puede transportarnos a épocas pasadas. Desde nuestro hotel de 3 estrellas en la calle Arenal tenemos la magnífica oportunidad de pasear por lugares donde siglos antes moraron grandes escritores, pintores y artistas de todo tipo.

Hoy os hablamos de cinco grandes artistas, Larra, Velázquez, Quevedo, Lope de Vega y Neruda, y de los lugares donde una vez habitaron. Enclaves artísticos ocultos a plena luz del día en el centro de Madrid que podremos visitar sin tener que alejarnos mucho de nuestro hotel.

1) Calle Santa Clara: Mariano José de Larra

Si paseamos durante algo menos de 10 minutos por la calle de nuestro hotel en dirección Oeste, llegaremos a la calle Santa Clara.

En el número tres de esta calle vivió el escritor y periodista Mariano José de Larra (1809-1837). Una placa conmemorativa evoca la fugaz y apasionada vida del escritor, que se suicidó allí mismo un 13 de febrero de 1837.

2) Plaza de Ramales: Diego Velázquez

Si seguimos por la calle Arenal, en la siguiente bocacalle llegaremos a la plaza de Ramales. Bajo el enlosado de esta plaza descansan los restos mortales de Velázquez (1599-1660), pintor inmortal de obras como Las Meninas, Las Hilanderas o La rendición de Breda.

A su muerte, en 1660, el artista fue enterrado en la Iglesia de San Juan con los honores debidos a un caballero de la Orden de Santiago. En época de Napoleón la iglesia fue derribada, por lo que su lápida desapareció y se desconoce la ubicación exacta de su tumba.

3) Calle Quevedo: Quevedo y Góngora

En la calle dedicada al escritor, haciendo esquina con la calle Lope de Vega y frente al Convento de las Trinitarias, todavía se alza una casa popularmente conocida como Casa de Quevedo (1580-1645).

Sin embargo, lo que muchos ignoran es que esta misma casa fue hogar de su gran rival don Luis de Góngora (1561-1627), y que Quevedo la adquirió cuando éste se vio sumido en la ruina. El propio Quevedo cuenta que para «desgongorar» el inmueble, prendió fuego a los poemas de Garcilaso de la Vega.

4) Casa-Museo de Lope de Vega

En el corazón del Barrio de las Letras aún se alza la casa donde vivió durante veinticinco años Lope de Vega (1562-1635). El edificio data de 1578 y se ha convertido en una Casa-Museo visitable (M-D de 10 a 15h) donde se recrean los ambientes donde vivió y escribió el Fénix de los Ingenios, que la llamó una vez «Mi casilla, mi quietud, mi güertecillo y estudio»

5) Casa de las Flores: Neruda

Para completar este viaje hacia el pasado literario, podemos tomar el Metro hasta Argüelles y visitar la Casa de las Flores. Este bello edificio, que debe su nombre a la multitud de macetas que adornan su balcones, fue la residencia de Pablo Neruda (1904-1973) entre 1934 y 1936. La Casa de las Flores fue escenario de numerosas tertulias de la Generación del 27: Federico García Lorca, Rafael Alberti, Miguel Hernández. Aquí escribió, entre otros, el célebre poema “España en el corazón”.

Imagen (CC) Florentino Sánchez

Escrito por 

Categorías: Cultura Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*