Hotel Moderno Madrid

Haz tu reserva al mejor precio

Reserva tu estancia con nosotros al mejor precio y con ventajas exclusivas

De calçotada en Madrid

Por | 15 octubre, 2015 | 0 comentarios

calçots madridMadrid siempre ha tenido algo de crisol de las distintas cocinas regionales ibéricas y la catalana no podía ser una excepción. Ahora que viene el frío, también llegan los ‘calçots’, una de los productos más típicos y deliciosos de la gastronomía catalana, salsa romescu mediante. Entre el cebollino y el puerro, el ‘calçot’ es típico de las zonas interiores de Cataluña y en Madrid se puede disfrutar en locales como La Huerta de Casa Ricardo (Avda. Ciudad de Barcelona, 5), donde te dan hasta un babero para prevenir las probables manchas derivadas de su particular consumo. Además del producto estrella, tienen también caracoles, parrilladas de verduras, buenos pescados y de postra la clásica crema catalana, todo ello a precios ajustados.

Otro clásico de la cocina catalana en la capital es Can Punyetes, que cuenta con dos sucursales, una en el Madrid de los Austrias (calle Señores de Luzón, 5) -muy cerca de nuestro hotel en la Puerta del Sol– y otro en el barrio de las Letras (San Agustín, 9). La temporada de calçots va de noviembre a abril, aunque a veces se adelanta o se retrasa, lo que no es óbice para probar otros productos de esa cocina a menudo orillada por otras más llamativas (como la gallega o vasca).

En Can Punyetes podrás degustar, además de los calçots, de butifarras, monguetas (judía blanca salteada) y ricas carnes a la brasa. El local de Señores de Luz es más rústico, como de la Cataluña de interior, aunque ambos recuerdan a eso que se ha llamado en llamar la menestralía, y que define en buen modo una cultura.

Y más ‘calçots’ encontramos en ce, que lleva más de tres décadas sirviendo especialidades catalanas, en su local de plaza de España, 6. Uno de sus atractivos es de las vistas a través de sus grandes ventanales a dicha plaza, aunque como la decoración puede resultar demasiado convencional. Recomendable para un ataque de nostalgia catalana irremediable y urgente.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*