La Casa de Campo de Madrid

Por | 18 enero, 2012 | 0 comentarios

Es el verdadero jardín de los madrileños. Un lugar para el ocio, la diversión y el deporte. Una gran extensión de naturaleza en plena selva de asfalto. La Casa de Campo de Madrid es símbolo de disfrute, de relajación con sólo pronunciar su nombre.

Puede presumir de ser el parque urbano más grande de toda España con sus 1.722 hectáreas de terreno.

Además, entre su flora hay tres tipos de árboles que conforman otros tantos ecosistemas: la encina, el pinar y el soto. Los amplios bosques de estas tres especies configuran un panorama verde magnífico, un horizonte donde se respira aire limpio y puro. Un lugar perfecto para oxigenarse.

En cuanto a la fauna que alberga destacan los conejos, las ardillas y los erizos, junto a la salamanquesa, el sapo corredor o el galápago leproso.

Hay muchas más variedades de animales, que se sorprenderá al encontrar tan cerca de una gran urbe. Pero podrá gozar de ellos en la inmensidad de este parque.

Por sus múltiples caminos los madrileños pasean, hacen footing, realizan recorridos en mountain-bike o gozan tranquilamente de sus olores y sus paisajes.

Punto de reunión de miles de aficionados al deporte los sábados pero sobre todos los domingos, es una verdadera pista de entrenamiento para los corazones más sanos de la ciudad.

Sin embargo, pocos son los visitantes que conocen toda la historia de este gran jardín, que en la época de Fernando VI fue declarado Bosque Real.

Habrá que esperar hasta la instauración de la Segunda República para que la Casa de Campo deje de pertenecer a la Corona y pase a ser de titularidad pública, para el disfrute y uso por parte de todos los ciudadanos.

Categorías: Deportes Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*